Recomendaciones sobre el uso de coles de Bruselas durante la lactancia materna y la inclusión de verduras en el menú del niño

La nutrición adecuada y equilibrada del bebé y su madre es una gran preocupación para este último. Mientras una mujer está amamantando, su dieta está limitada de muchas maneras, y todas las innovaciones se aplican con un ojo constante en la reacción del cuerpo. El menú infantil plantea muchas preguntas, tanto en general como en particular, ¿puede incluir las coles de Bruselas, por ejemplo?

Mientras que la miga solo come leche de mamá, todo está claro. Pero el niño crece, y existe la necesidad de introducir alimentos complementarios. Como regla general, todo comienza con un puré vegetal de un componente. Y la pregunta lógica es: ¿por dónde empezar, cuántos años y exactamente cómo se pueden dar coles de Bruselas a los niños? Sobre esto, así como sobre los matices del uso de la col por parte de mamá, nuestro artículo.

¿Es posible comer este vegetal para niños?

Las coles de Bruselas para bebés que son amamantados no solo son necesarias sino también muy útiles. Se recomienda a los pediatras que lo utilicen como los primeros alimentos complementarios. Tales recomendaciones se deben al hecho de que el repollo casi nunca causa alergias.

Las coles de Bruselas son ricas en vitaminas, proteínas, minerales y fibra. Esta composición le permite fortalecer el cuerpo cada vez mayor de los bebés.

¡IMPORTANTE! Aunque las coles de Bruselas son hipoalergénicas y fáciles de digerir, inicialmente vale la pena introducir puré de patata y calabaza en la dieta del niño y luego en el repollo.

¿Desde que edad dan bebés?

Por primera vez, un niño menor de 1 año de edad que está en el GW, por recomendación de los pediatras, puede probar puré de coles de Bruselas tan pronto como 5,5 meses.

Para los niños cuya dieta consiste únicamente en mezclas, la alimentación se da un mes antes, es decir, en 4,5 meses.

¿Cuándo puedo dar verduras a los bebés prematuros? Por el Los médicos aconsejan probar el puré de repollo solo a los 8 meses.

Debe comenzar con 1 cucharadita de puré de sopa por la mañana. Luego, a lo largo del día, vigilar cuidadosamente la reacción de las migajas.

Si un producto nuevo no tiene un impacto negativo en el cuerpo, gradualmente puede aumentar la porción.

¿Se permite el producto a la madre lactante?

La dieta de una joven madre que alimenta a su bebé con leche materna puede y debe ser una variedad de verduras, incluidas las coles de Bruselas. La opinión de muchas madres de que la col entera es peligrosa para la digestión de un hombrecito es errónea. Entonces, ¿cómo exactamente Las coles de Bruselas no pueden dañar el cuerpo de un niño si se consumen cocidas o cocidas.

En el menú de la madre, esta verdura es necesaria por la misma razón que para la dieta del niño: un complejo rico en vitaminas y minerales. Las opiniones de los expertos sobre la introducción a la dieta de los vegetales son diferentes. Algunos médicos recomiendan comenzar a usar no antes de que el niño cumpla 2 meses.

Otros llaman a otros períodos: 1 mes, y otros piensan que es suficiente esperar 3 semanas después del nacimiento y que el bebé está listo para probar las coles de Bruselas con leche materna. Consuma el producto solo en forma hervida, cocida o cocida.

SUGERENCIA! Debe comenzar con 1-2 cucharaditas y aumentar gradualmente la porción si la reacción del bebé es normal.

Beneficio y daño

La composición de las coles de Bruselas incluye:

  • vitaminas de los grupos A, B, C, PP;
  • La vitamina K ayuda a normalizar la coagulación sanguínea y la participación en la formación de proteínas;
  • ardillas
  • carbohidratos;
  • Fibra y un poco de almidón.

Tambien La col contiene aminoácidos tales como:

    alanina;
  • arginina;
  • leucina
  • isoleucina;
  • metionina y otros.
  • Para trazar elementos:
    • hierro
    • zinc
    • manganeso
    • cobre
    • potasio
    • fósforo
    • magnesio
    • yodo

    Las propiedades de las coles de Bruselas que son útiles para la mamá y el bebé incluyen que ella:

    • Mejora la inmunidad, ayuda en la lucha contra virus, infecciones;
    • carga el cuerpo con energía;
    • mejora la vista;
    • minimiza la posibilidad de contraer cáncer, insuficiencia cardíaca e hipertensión;
    • efecto beneficioso sobre la coagulación sanguínea;
    • Ayuda a superar la pancreatitis;
    • mejora el metabolismo;
    • previene la acumulación de exceso de peso;
    • mejora la función hepática;
    • limpia los conductos biliares;
    • reduce el colesterol.

    En los niños, el repollo normaliza la digestión. El alto contenido de calcio le permite formar un fuerte esqueleto muscular y óseo. Entre los efectos negativos cabe destacar el efecto sobre la glándula tiroides. Varios componentes de la col interfieren con la glándula tiroides para absorber el yodo.

    Contraindicaciones

    A pesar de su utilidad, las coles de Bruselas tienen una serie de contraindicaciones. No se recomienda incluir en la dieta de personas que sufren de:

    1. aumento de la acidez del estómago;
    2. enterocolitis;
    3. calambres intestinales
    4. inflamación del tracto gastrointestinal;
    5. problemas de tiroides;
    6. Alto contenido en el cuerpo de la vitamina C;
    7. Con intolerancia individual a los componentes.

    En una etapa temprana, esta verdura no debe incluirse en el menú del niño si tiene:

    • cólico
    • flatulencia
    • Gastritis crónica con alta acidez.

    ¿Cómo elegir?

    Comprando repollo en la tienda, siempre. Vale la pena prestar atención a los siguientes matices.:

    • Las hojas deben estar limpias, lisas, sin manchas;
    • las puntas de repollo deben ser uniformemente verdes, sin manchas amarillas;
    • Trate de comprar sólo verduras frescas de proveedores de confianza.

    Instrucciones paso a paso sobre cómo hacer alimentos complementarios.

    El primer cebo es mejor comenzar con un puré vegetal de un componente. Lo mejor es dar productos cocinados por ti mismo. En la preparación del puré de patatas en casa no hay dificultades.

    Para esto necesitas:

    1. Tome 1-2 (si la primera muestra es un vegetal) o 5-6 entrenadores (si el repollo ya es familiar para un niño).
    2. Lavar a fondo.
    3. Poner a hervir.
    4. Una vez determinado el grado de preparación, la mazorca se retira del caldo.
    5. Las verduras se muelen cuidadosamente en una licuadora, hasta que estén suaves.
    6. Puré listo.

    Como muchas verduras, las coles de Bruselas son ricas en vitaminas, microelementos y aminoácidos. Con un consumo moderado, toda la gama de nutrientes tendrá un efecto beneficioso en el cuerpo y será un medio excelente para prevenir enfermedades.

    Loading...